jueves, 5 de octubre de 2017

Sigo desgastándome en esta lucha, que aún no sé hacia dónde me lleva.
Tengo la vista así como nublada...yo se lo achaco a mis lágrimas.
Mi garganta rota, lanza voces al vacío, y es el eco mi única respuesta.
Ahora creo menos y juzgo más, y esto no es una alternativa;
Es más bien un escudo ante ataques y calumnias...
Seguiré enarbolando mi única bandera, ante todo y ante todos,
Mis manos alzadas y lanzadas, en paz y libertad.


©Rai

lunes, 28 de noviembre de 2016




 Las noches en soledad, donde se te clavan las agujas del reloj, como alfileres...como anzuelos lanzados a la esfera del tiempo, atrapando segundos, durante horas...dejando escapar minutos malgastados...coinciden desamparos, compañías que fueron y ya no son...Y le cantas a la luna, para que no se oculte, apenas unos instantes, tras esas nubes que van de paso. Y es que en la noche parece que todo es más intenso. La soledad hace del silencio una tortura, la fiebre sube más por las noches, el amor se goza de una manera más vehemente, por las noches las musas están mas entusiasmadas, también por las noches se incrementan las esperanzas de un nuevo amanecer... 

Rai©

lunes, 21 de noviembre de 2016

De vez en cuando necesito colgarme de lo inconveniente
hurgar en la herida del sentimiento latente
ser cómplice de lo inesperado

Escaparme del torrente de la nada
volando a quemarropa de todo.

Que el miedo bloquea mis temores
siempre, en todo momento...
traicionando mis otoños
a las puertas de un crudo invierno.

Abandonarme a la oscuridad de una noche herida
arrastrando ausencias lejanas
Rendirme a la memoria en un hueco del olvido...

Y ser mariposa monarca en un trono de agua.
©Rai

domingo, 21 de agosto de 2016

Y pasado tu letargo
envuelves con esmero tus emociones,
que en cascada, despiertan en tu piel mutilada,
desembocando en aguas de olas suicidas,
abismos, de dolor quebrantados.
Y pasado un tiempo
tus pupilas aguardan, ansiosas,
a que el dolor sea leve,
a que remita el sufrimiento,
y que tus lágrimas cesen en su afán
de lanzarse al vacío.


©Rai

jueves, 14 de abril de 2016

Ay Dios Eolo!!

La gente se tira al tren, cuando sería mucho mejor tirarse al/la maquinista,
dudan entre ponerse a servir o buscar criada, juegan a ser más valientes que nadie, en un juego que no tiene ganadores. Miden el tiempo, como si se tratase de un trozo de tela, que acabará colgado de un mástil, ondeando al capricho del viento; en un lugar tan difícil de localizar, que se convierte en un reto, una hazaña, un logro deseado, ansiado por casi todos. A mí personalmente no me saben despertar de un letargo inducido, por los siglos de los siglos...Tengo capacidad, habilidad, destreza, motivación...mi barco lo gobierno yo, sin "segundos" ni consejeros. Puedo llegar a ser entrañable, extrañable, dulce, y amargo como el culo de un pepino...Sensaciones y sabores se entremezclan en la coctelera de mis raíces, de mis ramas mecidas por los brazos del dios Eolo; yo también renazco de mis cenizas, eso de tanto en tanto. Lucho con dragones, que de manera extraña no lanzan fuego. Me enfrento a ejércitos de orcos, que extrañamente se multiplican como conejos, y como tales huyen hacia su madriguera. Soy un lobo solitario, en una manada que todo me lo da, sin pedir nada a cambio. ©RSM


Sigo desgastándome en esta lucha, que aún no sé hacia dónde me lleva. Tengo la vista así como nublada...yo se lo achaco a mis lágrimas. Mi ...